Muving ultima su primer despliegue en Francia y el segundo en Estados Unidos

/, USA/Muving ultima su primer despliegue en Francia y el segundo en Estados Unidos
francia

Muving ultima su primer despliegue en Francia  y en Estados Unidos y cerrará el año afianzando el salto de la compañía de las motos amarillas al mercado internacional. El primero de ellos será en Estados Unidos, y concretamente en Bay Area y Mountain View (California). Será el segundo desembarco norteamericano con el que la empresa española comience a operar, ya que el pasado mes de junio desplegó una flota de 150 dispositivos en Atlanta. La segunda ciudad en la que desembarcará será Toulouse (Francia). Ambos despliegues están previstos para el próximo mes de diciembre, y en ambas la flota inicial será de 50 motocicletas eléctricas.

El cofundador de Muving, Iván Contreras, ha declarado que la elección Bay Area y Mountain View en California, no es casual. En ellas se concentran universidades como Stanford y Berkeley, así como Silicon Valley. “Con Atlanta y esta zona estaremos en el Oeste y el Este de Estados Unidos. Son dos epicentros estratégicos para nuestro plan de negocio, y además ambas ciudades son los polos tecnológicos de Norteamerica”. También Toulouse cumple estos criterios. “Es una ciudad mediana, con un tejido empresarial muy especializado en producción aeronáutica, que posee un perfil de usuario que cuadra perfectamente con la filosofía Muving: joven, comprometido y moderno”.

En fase de pruebas

En estos momentos la empresa está culminando el testeo, in situ, para delimitar las zonas urbanas en las que prestará servicio, y paralelamente está manteniendo encuentros con las autoridades locales “para perfilarlo al milímetro y conocer aún más las necesidades de los usuarios en cuanto a la manera de moverse en ambos lugares”. En el caso de Estados Unidos, Iván Contreras ha explicado que “el mercado norteamericano de movilidad compartida se ha desarrollado a la inversa que en Europa y España. Allí llevan tiempo operando el carsharing y los patinetes eléctricos, pero no contaban, como en Europa, con la pieza intermedia: el motosharing, que es óptimo porque las distancias en las ciudades norteamericanas son grandes y las Muving permiten recorrerlas con mucha mayor comodidad”.