Muving recibe una distinción de Ebrópolis en Zaragoza

muving » Muving recibe una distinción de Ebrópolis en Zaragoza

Muving, la startup española de motosharing líder europeo por número de ciudades, ha sido distinguida en los XVII Premios Ebrópolis por su contribución a la mejora de la movilidad sostenible en Zaragoza.

Al acto, que tuvo lugar ayer y que estuvo presidido por el alcalde, Pedro Santisteve, acudió Victoria Pascual, directora de proyectos de Muving, que recogió el diploma que distingue a Muving por sus buenas prácticas en materia de movilidad y emisiones cero a través del alquiler de sus scooters por minutos.

Victoria Pascual, directora de proyectos de Muving, tras recoger la distinción

En Zaragoza, la ‘empresa de las motos amarillas’ desembarcó en septiembre de 2017 con una flota inicial de 50 vehículos que se triplicó a las pocas semanas dada la extraordinaria acogida que tuvo el servicio. Un año después, Muving cuenta con 225 motocicletas eléctricas y más de 27.000 usuarios.

Según Miguel Ángel Martínez, CEO de Muving, “Zaragoza siempre nos ha respondido de manera excepcional y contamos con un gran número de usuarios fieles que nos eligen como medio de transporte urbano prioritario, rápido,sostenible y eficiente”. Prueba de ello es el número de kilómetros recorridos cada mes por toda la flota, que se sitúa en una media de más de 100.000 kilómetros todos ellos urbanos, que han ahorrado 100 toneladas de emisiones de CO2 a la atmósfera”. El CEO de Muving destacó además que con Muving “estamos mostrando a la sociedad lo beneficiosa y efectiva que es la movilidad eléctrica sin necesidad de adquirir un vehículo”.

Miguel Ángel Martínez ha agradecido la distinción, y ha felicitado a la Asociación para el Desarrollo Estratégico de Zaragoza y su Entorno (Ebrópolis) por incentivar con estos galardones las buenas prácticas en entidades, asociaciones, personas y empresas,  cuyas labores  benefician a la ciudad de Zaragoza y a su entorno metropolitano. Asimismo, ha aplaudido la concesión del Premio Ebrópolis a la Asociación Motorista Protección a la Infancia Contra el Abuso (PICA), “muy merecido, por desempeñar una importante labor social, de manera voluntaria, en defensa de lo más preciado que tenemos: la infancia. Y además, lo hacen sobre dos ruedas”.